drmoscoso.com

Inicio Mi perfil Servicios Citas
logotipo

f8

NAVEGACIÓN
Inicio
Servicios en el Consultorio Pediátrico
Ubicación del Consultorio con google maps
TEMA DE LA SEMANA
Crecimiento y Desarrollo
Enfermedades Comunes
Consejos Generales
Vacunas
Contacto

Conoce sobre nuestras extractoras de leche materna

lactym

HERPANGINA Y ESTOMATITIS HERPÉTICA

 

Existen varias enfermedades que causan lesiones ulcerativas en la boca. Dos de las más importantes son la herpangina y la estomatitis herpética. A Continuación encontrarán una breve reseña de estas dos enfermedades virales.

HERPANGINA

Es una enfermedad viral que se caracteriza por lesiones vesiculosas y ulcerativas (llagas) en la boca de los niños, afectando el paladar (lengua), la faringe, las amígdalas, etc. El niño, menor de 5 años, puede presentar fiebre alta, vómitos, diarrea, dolor de garganta, y babeo abundante. La duración de estos síntomas es de 2 a 7 días, aproximadamente.

La herpangina es causada por el virus Coxsackie, particularmente el del grupo A. Se observa con mayor frecuencia en niños en edades de 3 a 10 años, pero puede presentarse a cualquier edad. Los casos de herpangina en la escuela o el vecindario aumentan las probabilidades de que un niño llegue a padecer esta enfermedad.

Los síntomas característicos de la enfermedad son:

  • Dolor de cabeza

  • Fiebre

  • Pérdida del apetito

  • Dolor de garganta o dolor al deglutir

  • Úlceras en la boca y la garganta y úlceras similares en los pies, las manos y los glúteos

Las úlceras generalmente tienen una base de color blanco o blancuzco-grisáceo y un borde rojo. Pueden ser muy dolorosas y generalmente sólo hay unas pocas.

Los síntomas se tratan según sea necesario:

  • Acetaminofén o ibuprofeno oral para la fiebre y las molestias, según lo recomendado por el médico.

  • Aumento en la ingesta de líquidos, especialmente de productos lácteos fríos.

  • Dieta no irritante (los productos lácteos fríos, incluido el helado, muchas veces son la mejor opción durante una infección por herpangina. Los jugos de frutas son demasiado ácidos y suelen irritar las llagas en la boca).

  • Anestésicos tópicos para la boca (éstos pueden contener benzocaína o xilocaína.

 

Es necesario que usted se comunique con el pediatra si:

  • La fiebre, el dolor de garganta o las llagas en la boca persisten por más de 5 días.

  • Su hijo tiene problemas para beber líquidos o luce deshidratado.

  • La fiebre se torna muy alta o no desaparece.

El virus de Coxsackie se transmite por la contaminación con heces, lo cual significa que uno puede adquirir el virus tocándose la boca o comiendo sin haberse lavado muy bien las manos. El buen lavado de las manos puede ayudar a prevenir la transmisión de la mayoría de los virus.

El hecho de conocer otros casos de herpangina en el vecindario o en la escuela puede ayudar a que se haga un diagnóstico más temprano.

 

ESTOMATITIS HERPÉTICA

La estomatitis herpética es una enfermedad viral muy contagiosa, causada por el Herpes virus hominis (también llamado virus del herpes  simple, VHS) y se observa principalmente en niños pequeños. Esta afección es probablemente la primera exposición de un niño al virus del herpes y puede ocasionar una enfermedad sistémica, con fiebre alta  hasta 40° C, ampollas y  úlceras en la boca e inflamación de las encías.


La lengua y la parte interna de las mejillas frecuentemente desarrollan úlceras de 1 a 5 milímetros de diámetro, con base blanca grisácea y borde rojizo. Estas úlceras son muy dolorosas y ocasionan babeo, dificultad para tragar y disminución en la ingesta de alimentos, aun cuando el paciente tenga hambre.  La enfermedad se cura y las úlceras generalmente desaparecen al cabo de 10 días.  Los síntomas de la enfermedad incluyen:

  • Fiebre que puede aparecer 1 o 2 días antes que las ampollas y las úlceras

  • Irritabilidad

  • Ampollas en la boca, por lo general en la lengua o mejillas

  • Ulceras en la boca, por lo general en la lengua o mejillas; éstas se forman con frecuencia después de que las ampollas revientan

  • Encías inflamadas

  • Dolor en la boca

  • Babeo

  • Dificultad para deglutir (disfagia)

  • Disminución en la ingesta de alimentos

La estomatitis herpética se diagnostica clínicamente  (es decir por los signos y síntomas de la enfermedad) y rara vez se hacen exámenes de laboratorio.

El tratamiento de la estomatitis herpética se puede realizar con medicamentos antivirales de la familia del aciclovir.  Mientras el niño presenta mucho dolor en la boca, se le debe proporcionar una dieta principalmente líquida, consistente en líquidos frescos o fríos y bebidas no ácidas.

Se espera una recuperación completa en 10 días sin intervención médica. El aciclovir por vía oral puede acelerar la recuperación.

En cuanto a las complicaciones; se puede desarrollar una infección secundaria por herpes en el ojo, denominada queratoconjuntivitis herpética, la cual es una situación de emergencia que puede llevar a la ceguera. Se puede presentar deshidratación si el niño se niega a comer y beber adecuadamente debido al dolor que le causan las úlceras.

Como padres, deben consultar con el médico si su hijo presenta fiebre seguida de dolor en la boca, especialmente si empieza a comer poco (la deshidratación se puede desarrollar con rapidez en los niños).

Aproximadamente el 90% de la población es portadora del virus del herpes simple. Es difícil evitar que los niños se contagien con este virus en algún momento durante la niñez.

Los niños deben evitar estrictamente el contacto cercano con personas que tengan aftas (por ejemplo, no besar a los padres que tengan aftas activas), al igual que mantenerse alejados de otros niños con estomatitis herpética. Los niños no deben compartir utensilios, vasos ni alimentos con personas activamente infectadas.

Centro Médico Metropolitano, consultorio 113. Av Mariana de Jesus y calle B N311-190.

Telf. 2463361 Ext. 227. Directo: 2920085 contacto: consulta@drmoscoso.com