Celulares y cáncer

A continuación un comentario del Dr. John Marris. Profesor de Pediatría de la Universidad de Pennsylvania, Jefe de la División de Oncología, Director del Centro para la Investigación de Cáncer de Mama del Hospital de Niños de Filadelfia, Pensilvania.

 

Hoy me gustaría hablar con usted acerca de un reciente informe sobre los teléfonos celulares y la posibilidad de que puedan causar cáncer.

Esto ha recibido una gran cantidad de publicaciones en la  prensa, y este último, es sólo uno más de una serie de comunicados de prensa sobre la posibilidad de que los teléfonos celulares puedan causar cáncer. Lo que quiero decir es: no hay nada de qué preocuparse. 

Como investigador de cáncer y alguien que pasa mucho tiempo pensando en lo que podría causar cáncer, aplaudo la decisión de la Organización Mundial de la Salud por realizar un informe y pedir más información y datos para poder estudiar esto. Creo que la forma en que ha surgido en los medios de comunicación - que los teléfonos celulares pueden causar cáncer o que hay una preocupación entre los expertos sobre que los teléfonos celulares causan cáncer - es exagerada. Lo que realmente quiero que lleve a su casa es que no hay nada que preocuparse.

 

Cuando pensamos en algo qué causa cáncer, una de las primeras preguntas que debemos hacernos es: ¿Es posible? ¿Es realista, o al menos hay una pequeña explicación de causa y efecto? Los teléfonos celulares son utilizados con mucha frecuencia; hay una preocupación de que la incidencia del cáncer podría estar aumentando, por lo que es natural pensar que estos dispositivos, que ocupamos todo el tiempo en estos días, podrían tener un efecto perjudicial.

Durante mucho tiempo, la gente pensaba que los cigarrillos, que se convirtieron en una parte muy común de la vida cotidiana, no eran perjudiciales y, a pesar de la creciente preocupación por un largo tiempo, la gente negó esta posibilidad. Por  tanto, ¿son los teléfonos celulares similares a los cigarrillos o al tabaco? La respuesta es no. El tabaquismo causa una irritación que tiene un efecto cancerígeno, y hay una explicación biológicamente plausible de cómo el fumar puede causar daño.

Las ondas de radio que provienen de un teléfono celular son de baja energía. Muy buenas investigaciónes han demostrado que es un millón de veces menor, literalmente, un millón de veces menor, que la energía que se necesita para dañar el material genético del ADN y causar mutaciones y cáncer. No hay una  forma biológicamente posible de que estos dispositivos y la frecuencia de energía que ellos emiten, que es la misma que la que proviene de las ondas de radio que nos bombardean todos los días cuando escuchamos  nuestros radios, pueda dañar el ADN.

¿Podría haber otra razón? No se ha podido deducir ninguna otra razón y, más importante aún, ha habido decenas y decenas de estudios de laboratorio, en modelos animales, y - más importante - en seres humanos, que han refutado la hipótesis de que los celulares puedan hacerle daño a usted.

La Organización Mundial de la Salud evaluó un estudio muy grande que evaluó a miles y miles de usuarios de teléfonos celulares. El estudio no fue capaz de definitivamente decir que estos dispositivos no están asociados con el cáncer en este grupo muy grande de pacientes, ya que es algo complicado para estudiar y el estudio se basó en entrevistas telefónicas y no en observaciones reales.

 

La Organización Mundial de la Salud emitió un comunicado de advertencia diciendo que se necesita más información. Eso no significa que los teléfonos celulares causan cáncer No hay nada que debamos cambiar en nuestra vida cotidiana, y aplaudo el esfuerzo para  conseguir más datos, pero no tenemos nada de que preocuparnos.

Gracias por su atención.

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now