Lactancia mientras mamá trabaja

Las madres que salen a trabajar fuera de casa tienen una responsabilidad adicional que no consta en ningún contrato de trabajo. Esta consume mucho tiempo, es dura, hasta fastidiosa, interrumpe los momentos de descanso y la hora de almuerzo, y hace más agitadas aun las horas que preceden y siguen al trabajo.

 

A pesar de todo, las mujeres que han resuelto recargar su jornada de trabajo lactando a su hijo se sienten satisfechas y dicen que repetirían gustosas la experiencia.

 

Las razones son múltiples: La posibilidad de ofrecerle al bebé los beneficios de la leche natural, el sentir menos remordimientos por tener que dejar al bebé, la oportunidad de compartir ciertos momentos de intimidad con su bebé durante la lactancia entre otras. Antes de regresar a su trabajo, si ha decidido seguir dando de lactar tenga en cuenta lo siguiente:

 

  • No le empiece a dar biberón muy temprano, espera a que la lactancia natural esté bien establecida, así evitará la confusión de pezones.

 

  • Sin embargo, introduzca el biberón con bastante anticipación al día de se regreso al trabajo. No conviene que sea antes de las 6 semanas, pero tampoco que sea mucho tiempo después.

 

  • Si le va a dar leche materna extraída, adiéstrese en extraer la suya antes del regreso al trabajo. Congele unos cuantos frascos  de reserva.

 

  • Intente regresar al trabajo un jueves o viernes, así podrá durante el fin de semana evaluar la situación y resolver si hay problemas. Si es posible, regrese a un trabajo de media jornada.

  • Si su horario lo permite, trate de extraerse la leche a la misma hora todos los días, como si estuviera amamantando a su bebé. 

 

  • Planee el almacenamiento. Si puede, refrigere la leche en el congelador de la oficina o lleve una cooler con bolsitas de hielo.

 

  • Puede almacenar la leche extraída en el refrigerador por 48 horas, o enfriarla 30 minutos y luego congelarla. Esta puede durar hasta dos semanas en un refrigerador de una sola puerta, tres meses en un refrigerador de 2 puertas y hasta 6 meses en un congelador que mantienen temperaturas de  - 15 grados  C° no se olvide de rotular su leche con la fecha de extracción

 

  • Dedique el fin de semana solo a darle el pecho

 

  • Conserve claras sus prioridades. No puede hacerlo todo ni hacerlo todo bien. Su bebé, su esposo y sus otros hijos si lo tienen, deben figurar en la cabeza de su lista.

 

  • Manténgase flexible. Una madre tranquila y alegre es mejor para un bebé que un régimen exclusivo de leche materna.

 

  • Si tiene dudas, no deje de consultar. La lactancia durante el trabajo no es fácil, pero con un poco de constancia, y algo de ayuda, será un sacrificio que valdrá la pena.

 

 

NO DEJE DE INTENTARLO. NO OLVIDE QUE LA LECHE MATERNA ES SIEMPRE LO MEJOR PARA SU BEBÉ.

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now